miércoles, 22 de diciembre de 2010

No hay mayor causa para llorar que no poder llorar.


Amo llorar cuando estoy triste. Me libera completamente. Saco todo lo que venía acumulando de una vez por todas. Cuando lloro toda esa angustia que no me dejaba tragar desaparece. Pienso en TODO, pienso, pienso, pienso; me abre la cabeza. Siento todos los sentimientos juntos… amor, odio, felicidad, tristeza, emoción. Llorar es gratis, y en mi caso, no hace mal a nadie. Cuando lloro, más tarde termino riendo como loca, porque busco cosas que me provoquen la risa, porque de alguna forma la estoy necesitando. Trato de olvidarme del momento en que lloré de tristeza, y logro reír. Es confuso. Me gusta llorar a escondidas, con las luces apagadas, con música melancólica a todo lo que da, sin escuchar a nadie (solo a MI música) ni ver a nadie, estando en MI propio mundo. No me gusta que me vean llorar, es un momento que disfruto estando sola. Después simplemente me seco las lágrimas, tomo un poco de aire, y vuelvo a la realidad. Me recupero fácil, rápido. Sin palabras se pueden expresar y entender muchas cosas. Y así es como yo suprimo mi tristeza. Llorar me hace bien, AHORA sí estoy bien!

Los dejo con un poema de Oliverio Girondo, espero que les guste :)

{Llorar a chorros, llorar la digestión, llorar el sueño, llorar ante las puertas y los puertos, llorar de amabilidad y de amarillo, abrir las canillas, compuertas del llanto, empaparnos el alma, la camiseta, inundar las veredas y los paseos y salvarnos a nado de nuestro llanto. Asistir a los cursos de antropología llorando, festejar los cumpleaños familiares llorando, atravesar el África llorando. Llorar como un cacuy, como un cocodrilo, si es verdad que los cacuyes y los cocodrilos no dejan nunca de llorar. Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas, llorarlo por el ombligo, por la boca; llorar de amor, de hastío, de alegría, llorar de frac, de flato, de flacura, llorar improvisando, de memoria. Llorar todo el insomnio y todo el día}

Si están mal lloren, hace bien, de enserio!

Anabella

6 comentarios:

L.F. dijo...

Me siento completamente identificada, cuando te sientes ahogada siempe resulta muy liberador llorar.
Un beso :)

L.A. dijo...

Lo que no me gusta de llorar es cuando te empieza a doler, no puedes parar y toda tu cara se vuelve roja.
xx

Laura Wellington dijo...

Me gusta tu blog, te sigo y..Feliz Navidad :)

bbiiendeprisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bbiiendeprisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
! T u m e e n c a n t a s dijo...

Te sigo ;)